88888

Igual de importante que vivir en un espacio acorde a nuestras necesidades, es el vivir en un espacio respetuoso con el medio ambiente.

Cada vez estamos más concienciados de la necesidad de cuidar nuestro planeta, luchando contra el cambio climático. Y esto debe comenzar des de nuestros hogares, sin grandes reformas, pero sí cambiando pequeños hábitos y rutinas de nuestro día a día.

Además, todas las viviendas que se construyan en España y demás países europeos a partir de 2020 deberán tener un consumo de energía casi nulo. Así lo establece la Unión Europea mediante su Directiva de eficiencia energética en edificios (EPBD), que además dispone que la energía que consuman estas viviendas deberá ser generada a partir de fuentes renovables situadas en el propio edificio o en su entorno. Esta nueva normativa exige también que el poco consumo de energía que puedan tener los edificios no afecte a la salud de sus habitantes.

Hoy os damos cinco sencillos pasos a seguir, para poder lograr que tu hogar sea más sostenible.

Ahorro energético:

Cambiar las bombillas convencionales por luces LED (que además nos ayudará a hacer un ahorra de casi 100€ al año de media en nuestra factura de la luz), y encender las luces que realmente necesites. Cuidado con el stand-by… según la Organización de Consumidores (OCU) el stnad-by supone más de 2% de nuestro consumo anual. Lo más fácil es instalar regletas, y lo que no uses, ¡apágalo!

No pasarnos con la calefacción, 20 ºC es la temperatura óptima para toda la casa. Por la noche y cuando no estés ponla a 15 ºC. También podemos ayudarnos de pequeños gestos como adaptar la ropa a la época del año, cerrar puertas para mantener el calor, o el uso de alfombras para aislar del frio durante el invierno.

Si queremos ir más allá, la domótica se instala con mayor frecuencia en nuestros hogares para ayudarnos a ahorrar energía haciéndonos la vida más fácil.

La luz natural y las ventanas:

Instalar unas buenas ventanas, con un buen aislamiento, nos ayudará a ahorrar en calefacción en invierno, y abrirlas aprovechando las corrientes de aire en verano, hará que podamos prescindir del aire acondicionado.

También aprovechar la luz solar, pintando nuestros hogares de colores claros, subiendo persianas y corriendo cortinas, hará que podamos disfrutar de una gran claridad en nuestro hogar sin necesidad de utilizar fuentes de luz artificiales.

Y hacer uso todo lo posible de las placas solares, utilizar baterías y otros pequeños electrodomésticos que sean recargables con luz solar, es una gran ayuda. Aprovechemos que vivimos en un país con muchas horas de sol.

Gota a gota:

Disminuir el consumo de agua es de las tareas más sencillas. Basta con cerrar el grifo cuando no se esté utilizando. Pero podemos ir más allá.

Podemos aprovechar el agua de la lluvia, para regar plantas, o recoger el agua de la ducha que no se utiliza mientras esperamos que se ponga a la temperatura, para cocinar.

Y la instalación de grifos más eficientes, con sistemas eficaces de mezcla de aire y agua, como son los termostáticos, o uso de cisternas de doble descarga, pueden ayudarnos a un ahorro importante de agua y energía en nuestro hogar.

Conciencia en nuestra cocina:

Tan importante como contar con unos buenos electrodomésticos, es hacer un buen uso de ellos. Lo mejor es hacer uso de ellos a carga máxima (lavadora y lavavajillas) o hacer uso de programas específicos ECO, si es que cuentan con ellos. La secadora es mejor evitarla lo máximo posible.

También podemos tener en cuenta pequeños gestos a la hora de cocinar para ahorrar energía, como no abrir el horno mientras esté cocinando, apagar antes la vitrocerámica y aprovechar el calor que emite para acabar de cocinar un plato, utilizar el micro antes que el horno si es posible, y utilizar la olla a presión que consume menos.

Reducir, Reutilizar y Reciclar.

Por último, un tema que todos conocemos pero que no todos llevamos todavía a cabo. La importancia de reciclar en nuestro hogar. Ese pequeño gesto de separar las basuras, es muy importante para una mejor calidad de vida. Hoy día tenemos a nuestra mano todo un sinfín de material para poder reciclar.

Pero podemos ir más allá e intentar generar menos basura haciendo uso de menos plástico, reutilizando botes de cristal, comprando a granel, lo que realmente necesitamos, utilizando servilletas de tela, y no de papel, y un largo etc., que nos ayudaran a llevar una vida libre de basura.

Pedir presupuesto

Solicite presupuesto sin compromiso.