88888

 

Decantarse por el tipo de encimera que escoger para nuestra cocina puede ser más difícil de lo que parece. A día de hoy, existe una amplia variedad de materiales de encimera con características físicas y técnicas muy diferentes.

En este post te explicamos en qué consisten cada una de ellas y sus pros y contras. Como verás, estética, precio y funcionalidad son los factores que te harán decidir por la encimera que más de adapte a ti y a tu estilo de vida. Toma nota:

  • Encimeras laminadas

Están compuestas por una base de aglomerado de madera al que se le añade una capa plástica superior que la protege y le aporta el acabado estético.

Pros: Gran variedad de acabados. Muy económicas y fáciles de mantener. Resisten bastante bien los golpes.

Contras:  Baja resistencia a la humedad. Por lo general no permiten colocar fregaderos bajo encimera ni grifería directamente sobre ella, aunque hay modelos hidrófugos con mayor resistencia al agua. Se le ven las juntas y se pueden quemar y rayar con facilidad si no vigilamos demasiado.

  • Encimeras de mármol

El mármol es una roca metamórfica compacta formada a partir de otras rocas calizas, que sometidas a elevadas temperaturas alcanzan un alto grado de cristalización. Su brillo se consigue de forma natural tras un proceso de pulido por abrasión.

Pros: belleza, elegancia y naturalidad. Cada pieza es única y se adapta a muchos estilos. Material resistente a las altas temperaturas y muy limpio. Al ser un material frío, es muy útil para cocinar.

Contras: Precio elevado. Delicadeza y facilidad para absorber las manchas de líquidos ácidos (porosidad). Es recomendable utilizar protectores.

  • Encimeras de madera maciza

Puedes escoger entre una gran variedad de maderas (roble, arce, norgal…). Algunas son más densas y resistentes y otras más asequibles no tanto. Con un buen barniz protector reducirás su porosidad y aumentarás su resistencia a roces y cortes.

Pros: Su belleza, calidez y atemporalidad. Se adaptan prácticamente a cualquier estilo decorativo.

Contras: Baja resistencia a la humedad y el rallado. Requieren mantenimiento, le irán apareciendo imperfecciones por la humedad y el paso del tiempo, aunque para muchos ese es su encanto. Puedes cepillarlas, lijarlas y barnizarlas cada cierto tiempo.

  • Encimeras de granito

Las encimeras de granito se han empleado en cocinas desde hace muchísimos años. Podemos encontrarlas de acabado pulido (totalmente liso) o flameado (rugoso). Ésta última opción es aconsejable si deseamos evitar reflejos.

Pros: Dureza, resistencia al rallado y al calor. Mantenimiento y limpieza sencillo. Variedad de tonos amplia.

Contras: Es un material poroso, por lo que puede absorber manchas (es aconsejable aplicarle un tratamiento hidrófugo y antibacterias).  En encimeras muy largas en forma de L, se suele optar por montarla en varias partes, por lo que se verá una pequeña junta.

  • Encimeras porcelánicas

Son encimeras realizadas a base de minerales provenientes del granito. El cuarzo y feldespato otorgan dureza y fuerza al producto, los minerales provenientes del vidrio y el sílice le aportan estabilidad química y los óxidos naturales le aportan propiedades cromáticas. Las más conocidas son Neolith o Techlam.

Pros: Amplia gama de acabados. Resisten muy bien la abrasión, el calor, las manchas (no es porosa) y los golpes. Es muy difícil de rayar y no requieren apenas mantenimiento. Son encimeras ligeras que se pueden fabricar con muy poco espesor.

Contras: precio elevado. Son más complicadas de instalar por su fragilidad, por lo que hay que escoger un buen profesional.

  • Encimeras porcelánicas ultracompactas

Más conocidas como Dekton (marca comercial del grupo Cosentino), estas finas encimeras son una mezcla de materias primas que se utilizan para fabricar vidrio, porcelánicos de última generación y superficies de cuarzo.

Pros: Variedad de colores y acabados elegantes, incluso pueden imitar cobre o hormigón. Alta resistencia y durabilidad, no se rallan fácilmente (aunque siempre es aconsejable utilizar tablas de corte) y no absorben manchas. Resiste altas temperaturas (hasta 1000ºC) y los cambios bruscos de temperatura. Su color no cambia con el tiempo y se pueden emplear en exteriores porque resisten al sol.

Contras: precio elevado.

  • Encimeras de Corian

El Corian es una superficie sólida compuesta por una mezcla de minerales y polímero acrílico.

Pros: Gran paleta de colores. Estética muy contemporánea y futurista.  Es muy higiénico y fácil de limpiar porque no es poroso, es muy duradero y resistente a las manchas. Es un material sin juntas y permite realizar formas curvas y complejas e incluso fregaderos.

Contras: Precio elevado. Debemos ir con cuidado de no apoyar objetos calientes para no deformar la superficie y de no cortar directamente encima.

  • Encimeras de piedra artificial

Se elaboran industrialmente mezclando cuarzo natural (sobre un 96%) con resina de poliéster, lo que resulta en un aglomerado de gran dureza. Las marcas más conocidas son Silestone o Compac.

Pros: alta resistencia a golpes, rayado y humedad. Gran variedad de colores y acabados. Fácil limpieza, incluso las hay con protección bacteriostática. Permite colocar el fregadero bajo encimera y son más económicas que el Corian.

Contras: no aguanta bien las altas temperaturas, por lo que deberás usar un protector cuando coloques objetos muy calientes encima.

  • Encimeras de acero inoxidable

Las encimeras de acero inoxidable son conocidas principalmente por emplearse en cocinas profesionales, pero su uso se ha extendido hasta nuestros hogares.

Pros: perfectas para una cocina de estilo industrial y contemporánea. Resiste muy bien las altas temperaturas y los golpes, es impermeable frente la humedad y fácil de limpiar y mantener. Permite crear grandes superficies sin juntas e incorporar el fregadero de forma continua.

Contras: se marcan las huellas dactilares y se rallan con el uso, por lo que es preferible escoger un acabado scotch en vez de un acabado pulido espejo.

  • Encimeras de cristal

El cristal se cuela en las tendencias de cocinas como material para encimeras. Estas encimeras se realizan con vidrio templado de seguridad que puede ser vitrificado en color, cristal lacado o vidrio matizado al ácido.

Pros: estética moderna, variedad de acabados. Se puede iluminar desde abajo aprovechando su transparencia. Resistencia a los golpes y arañazos. Resistente a los cambios de temperatura y la acción del agua. Su superficie lisa y no porosa lo hace fácil de limpiar, y las hay con tratamiento anti-bacterias y anti-manchas, por lo que son muy asépticas. Permite grosores muy finos y sus reparaciones son muy sencillas.

Contras: Sobretodo en las encimeras de tonos oscuros, se aprecian las huellas dactilares marcadas.

Quién somos

En Glow Rehabilita realizamos Proyectos de Interiorismo y Arquitectura.
Proponemos un servicio integral y llaves en mano, en proyectos de interiores de cualquier tipo de vivienda.

Dónde estamos

Sant Cugat del Vallès

Pl Ausiàs March nº1, 2º 4ª

Mataró

Montserrat, 60, 1A

Contacto

   695.469.168

   info@glowrehabilita.com

Pedir presupuesto

Solicite presupuesto sin compromiso.